Uncategorized

Los sorteos como herramienta para incrementar los seguidores en Facebook

Como suele decir con acierto mi compañera, “como cantante eres un diseñador cojonudo :)”.

Esto viene a cuento porque con este artículo no pretendo dar lecciones a los profesionales del marketing digital.

Lo cierto es que hace un tiempo empecé un proyecto propio relacionado con la cultura y el turismo local. Mi intención era usarlo casi como un hobby y banco de pruebas de todo aquello que me pudiese venir bien para probar/testear acciones relacionadas con mi labor profesional.

Como resultado llegué a comprar un dominio, diseñé una App, y cree cuenta en Twitter, Instagram y Facebook. Lo cierto es que de todos esto lo único que hasta ahora tuvo algo de “eco” ha sido Twitter donde me siguen unas 1200 personas/cuentas.

Como podéis ver dista mucho de ser un “influencer”, :).

A lo largo del tiempo, Facebook, Web y App ha pasado sin pena ni gloria…:(, hasta que un día una promotora de conciertos me propuso sortear unas entradas. Entonces decidí probar y crear una entrada especialmente diseñada para ello con su texto, una imagen con los requisitos y 50 seguidores dispuestos a compartirlo.

Al cabo de unos días los resultados no tardaron en llegar.

Ver imagen.

image

Con esto no quiero decir que siempre que uno haga un sorteo va a obtener resultados tan espectaculares.

En el éxito o fracaso influirán muchos factores. No es lo mismo partir de cero (como es mi caso), el atractivo del incentivo, el público objetivo al que nos dirijamos , el momento, si hay competidores haciendo lo mismo…

Seguro que profesionales con mucha más experiencia saben, sin duda, de lo que hablo.

En mi caso el resultado final ha sido un incremento del número de Me Gustas a la página de Facebook, aumento de las vistas a nuevas entradas, a las anteriores y posteriores a la publicación del sorteo.

En definitiva hemos logrado la creación de una pequeña comunidad / lista de seguidores que antes no existía.

Finalmente otro efecto o “daño colateral :)” ha sido que la “competencia”, que antes me miraba por encima del hombro ahora quiere “unir fuerzas” con nosotros.

🙂

Estándar